Nosotros

Nuestros lúpulos

Cerveza artesana significa ingredientes naturales, rigor en el proceso y pureza en el resultado. Fabricar cerveza artesana en León, la tierra del lúpulo, exigía además buscar en el ámbito local esta materia prima básica. Aquí se cultiva prácticamente el cien por cien de la producción nacional, destinada a la fabricación industrial de cerveza, pero las variedades específicas de lúpulo empleadas en la elaboración de cerveza artesana había que adquirirlas hasta ahora en países como Alemania y Estados Unidos. Por eso, en sintonía con la filosofía artesana y autóctona de Four Lions, nació Órbigo Valley, un innovador proyecto de desarrollo sostenible en el corazón de la comarca del oro verde, la ribera del Órbigo, puesto en marcha en colaboración con la Facultad de Ciencias Biológicas y Ambientales de la Universidad de León.

Los lúpulos de Órbigo Valley se cultivan a la manera tradicional, con abonos naturales, conforme a su ciclo natural y siempre en los mismos pagos, lo que garantiza la homogeneidad de sus características de una cosecha a otra. Una vez recogida, la flor recibe un meticuloso tratamiento para conservar su aroma y frescura, es pelletizada en frío y envasada al vacío. Adaptadas al clima y el suelo del valle del río Órbigo, las seis variedades –Cascade, Columbus, Chinook, Summit, Nugget y Magnum– dan lugar a un lúpulo genuíno y de gran personalidad, que no sólo se emplea en la producción de las cervezas de Four Lions sino que ya forma parte de algunas de las mejores recetas artesanas españolas e internacionales, como las de Arriaca, Laugar, Moor, North Brewing o Northern Monk, entre otras.

Cada vez más local

A día de hoy muchas son las cervezas que se dicen artesanas, incluso entre las descaradamente industriales; es la posverdad aplicada a la cerveza. Pero en realidad son pocas las compañías, grandes o pequeñas, que se atienen con rigor y con gusto a las exigencias de la craft beer. Four Lions lo ha hecho creando un fuerte vínculo con la comunidad en la que ha nacido y crecido. Una cerveza de León para León, fabricada con lúpulo local, capaz de involucrar a quienes participan en cada etapa del proceso de producción y a quienes disfrutan de su consumo.

Fabricar a pequeña escala, ofrecer directa y diariamente un producto fresco, recibir en primera persona la recompensa por el trabajo bien hecho y convocar en torno a la mejor cerveza posible a una clientela satisfecha y fiel: ese es el orgullo de Four Lions, y su compromiso y su razón de ser es reproducir esa experiencia allá donde vaya. Sea en Valladolid, en Burgos o en Asturias, Four Lions quiere formar parte de cada comunidad, implicar a proveedores y agentes locales, y crear en cada Four Lions una experiencia propia y única alrededor de una cerveza creativa, sostenible, saludable y auténtica.

Crear la mejor cerveza artesana, llevarla directamente de la fábrica al vaso y hacerlo en el centro de la ciudad de León. El sueño de Paco Gutiérrez tenía la dificultad de las cosas aparentemente simples. A fuerza de tesón, exigencia y mucho trabajo, se hizo realidad en septiembre de 2014, cuando Four Lions Brewery abrió sus puertas.

El escrupuloso respeto de la ley de pureza, de los ingredientes y procedimientos para la elaboración de una cerveza verdaderamente artesana, exigió el minucioso diseño de una fábrica modélica que da servicio directamente a los grifos del brew pub de la calle Sierra Pambley de la capital leonesa, haciendo posible la más genuina experiencia cervecera del noroeste peninsular. Desde entonces, al margen de modas y a base de rigor, Four Lions se ha convertido en un referente de calidad y saber hacer en el floreciente sector de la cerveza artesana en España y en punto de peregrinación de los aficionados, que vienen celebrando la calidad y personalidad de todas sus variedades.

Pronto comenzaron las colaboraciones con algunas de las mejores fábricas españolas –Fábrica Maravillas, Dougall’s, Monkey, Naparbier – e internacionales – Crafty Devil de Gales – y la salida de barriles para ser pinchados en grifos seleccionados dentro y fuera del país. En 2016 se ponen a la venta las primeras latas y abre en Valladolid Vacceo Craft Beer, sucursal pucelana de Four Lions abastecida semanalmente con el pequeño camión propio, y en cuyos diez grifos las variedades propias conviven con una selección de cervezas invitadas.

Tres años después, en diciembre de 2019, nace Four Lions Burgos, primera apertura de la nueva etapa de la cervecera. Vacceo se transforma en Four Lions Valladolid y en Asturias se monta la nueva fábrica con capacidad de satisfacer la creciente demanda sin descuidar los estándares artesanos de la casa. Four Lions crece fiel a su filosofía, basada en los cuatro principios que como cuatro leones sostiene orgullosamente desde su fundación: calidad, innovación, sostenibilidad y comunidad.